Lácteos Ranchero: Nuestros inicios y primeros logros

¿Alguna vez te has preguntado cómo una empresa familiar puede evolucionar hasta convertirse en un referente en la industria láctea? Lácteos Ranchero, fundada en 1992 por los hermanos Juan Cosme y Carlos Diego Santa, es un claro ejemplo de cómo la dedicación, la innovación y el compromiso con la calidad pueden llevar a una empresa a alcanzar grandes logros.

Desde nuestros humildes comienzos, hemos trabajado incansablemente para mejorar y ampliar nuestra oferta de productos. En el año 2000, dimos un paso significativo al adquirir nuestro primer pasteurizador de 2000 l/h, lo que marcó un hito en nuestra capacidad productiva. Pero no nos detuvimos allí. En 2018, diversificamos nuestro portafolio al iniciar la producción y comercialización de leche UHT, consolidando nuestra posición en el mercado.

Hoy en día, contamos con tecnología de punta, incluyendo dos pasteurizadores de 5000 l/h cada uno para productos pasteurizados y un esterilizador de 6300 l/h para productos UHT. Nuestros principales productos, que incluyen leche pasteurizada, leche UHT, quesos frescos, bebida de yogur y mozzarella, reflejan nuestro compromiso con la calidad y la innovación.

En este artículo, descubrirás la historia de Lácteos Ranchero, nuestra evolución tecnológica y cómo nos esforzamos diariamente para ofrecerte productos lácteos de la más alta calidad. Acompáñanos en este recorrido por nuestra trayectoria y conoce por qué somos un nombre de confianza en la industria láctea.

La historia de Lácteos Ranchero comienza en 1992, cuando los hermanos Juan Cosme y Carlos Diego Santa decidieron fundar una empresa dedicada a la producción y comercialización de derivados lácteos. Con una visión clara y un profundo amor por el campo y los productos frescos, los hermanos Santa se propusieron ofrecer productos lácteos de alta calidad que pudieran llegar a todas las familias del país.

Durante los primeros años, Lácteos Ranchero se enfocó en la producción de quesos frescos y leche pasteurizada, ganándose rápidamente la confianza de los consumidores locales. Sin embargo, un momento decisivo en nuestra historia llegó en el año 2000, cuando adquirimos nuestro primer pasteurizador de 2000 l/h. Este hito no solo aumentó significativamente nuestra capacidad productiva, sino que también reafirmó nuestro compromiso con la calidad y la innovación.

La adquisición de este pasteurizador nos permitió mejorar nuestros procesos de producción, garantizando productos más frescos y de mejor calidad para nuestros clientes. Fue una inversión estratégica que marcó el comienzo de una nueva era para Lácteos Ranchero, abriendo el camino para futuras expansiones y mejoras tecnológicas.

A lo largo de los años, hemos continuado invirtiendo en tecnología y en la formación de nuestro personal para asegurar que cada producto que sale de nuestras instalaciones cumpla con los más altos estándares de calidad. Este compromiso nos ha permitido no solo crecer como empresa, sino también contribuir al desarrollo de la industria láctea en el país.

Comparte este artículo en tus redes